jueves, 13 de diciembre de 2007

¿Por qué escuchamos el sonido del mar cuando nos acercamos una concha al oido?



Hay gente que dice que el sonido que escuchamos en una caracola es el eco de la sangre corriendo por las venas de nuestro oido. Pero no es cierto. Si lo fuese, el sonido sería más intenso después de hacer ejercicio, porque la sangre corre más deprisa. Sin embargo, el sonido es el mismo incluso después de hacer ejercicio.

También hay gente que cree que el sonido del interior de la caracola se debe al aire circulando a lo largo de ella. Se puede comprobar que el sonido es más fuerte cuando separamos un poquito la concha de nuestro oido (circularía mejor el aire)que cuando la concha está completamente pegada a nuesta cabeza (circula peor el aire). Sin embargo, esta teoría no se cumple en una habitación insonorizada. En una habitación insonorizada hay aire, pero si nos acercásemos una concha al oido no escucharíamos nada.


La teoría más acertada sería que el sonido que escuchamos similar al del mar, son los sonidos que nos rodean. La concha captura el sonido, y resuena en su interior. El tamaño de la concha influye en el sonido que escuchamos. Diferentes tipos de conchas suenan diferente porque acentuan diferentes frecuencias.

No se necesita una caracola para escuchar el sonido del mar. También se puede crear utilizando un vaso vacío o incluso ahuecando la mano sobre el oido.

El nivel del sonido que se escucha variará dependiendo del ángulo y destancia al que situemos el vaso, la caracola o la mano.

El sonido que nos rodea puede cambiar la intensidad del sonido que escuchamos en el interior de la caracola. Cuanto mayor sea el sonido ambiente en el que nos encontremos, más alto escucharemos el 'sonido del mar'.

1 comentario:

ab dijo...

esta no me la sabía yo...grrrr!!!

1 bes:)